La relación terapéutica (primera parte)

Hay un artículo de Fabrizzio Benedetti, que me ha parecido interesante traer aquí. Habla del efecto placebo y de la relación médico-paciente. Es de esto último de lo que quería hablar en este post.

Para Benedetti, el estudio de la relación terapéutica desde una perspectiva biológica puede ayudar a entender procesos como la empatía, las expectativas, las creencias, la confianza, la esperanza y la compasión.  Para destacar la importancia de todos estos importantes procesos, Benedetti realiza un recorrido evolutivo que pone en relación las primeras interacciones entre primates con los cuidados médicos actuales.

LA RELACIÓN TERAPÉUTICA COMO FORMA ESPECIAL DE INTERACCIÓN SOCIAL

Los sistemas vivos siempre han desarrollado estrategias para la supervivencia. Protegerse de los posibles daños a través de múltiples programas como la nocicepción, el dolor o reflejos como el de retirada o los de rascado.

La piel como barrera con el exterior necesita ciertas atenciones y protecciones. Así, el reflejo de retirada se desencadena para alejarse de un agente nocivo. Si vamos caminando descalzos por la playa y pisamos una colilla encendida, automáticamente flexionamos el miembro  para apartarnos. En el reflejo de rascado hay un movimiento dirigido a un objetivo: sentimos algo molesto en una parte de la piel y respondemos llevando nuestra mano o pie a la zona para eliminar el agente nocivo; tratamos de mantener nuestra piel en buenas condiciones.

El reflejo de rascado se podría considerar como punto de partida para otras conductas más complejas como el grooming, acicalado o desparasitaje, en el que se desarrollan acciones para cuidar la piel como cepillados, masajes, limpiezas, frotamientos… Mientras que en el reflejo de rascado hay un estímulo previo sobre la piel, el grooming es un comportamiento autodirigido que no necesita estímulo previo. Su función biológica es el cuidado de la superficie corporal.

Este paso de reflejos meramente medulares como son los de retirada y los de rascado a acciones más elaboradas como el grooming,  sirve de ejemplo de como el sistema nervioso evoluciona desde actos reflejos simples a patrones motores complejos para garantizar el cuidado de la superficie corporal.

Howler monkey.

Pero el mayor salto evolutivo lo constituye el allogrooming o acicalado social: se pasa de cuidar la propia piel a cuidar la piel de los otros. En el momento en el que se desparasita y acicala a otros miembros del grupo, se va más allá de la higiene para entrar en la esfera de las relaciones sociales. Individuos libres de parásitos solicitan ser acicalados por otros. El allogrooming no solo proporciona higiene sino que afianza lazos en el grupo, aporta relajación y placer. El tiempo dedicado al acicalado correlaciona con el tamaño del grupo, es decir, cuantos más miembros tiene el grupo, más tiempo se dedica al acicalado.

El acicalado social como precursor de conductas altruistas

En el acicalado social o allogrooming intervienen dos individuos: dador y receptor. Mientras que las ventajas para el receptor son claras : relajación, higiene, placer…, para el groomer no lo son tanto. Como gasta tiempo y  energía en una actividad que no le reporta ningún beneficio, algunos autores como Trivers han visto en estas conductas formas tempranas de altruismo recíproco ya que se espera que el favor puede ser devuelto en el futuro.

The BEST photos of Animals ever captured – 11 PHOTOSCuidar de los débiles, ancianos y enfermos

A partir de estos comportamientos de acicalado social, las formas de relación social han evolucionado por distintas vías: una de ellas es la del cuidado de los enfermos, de los ancianos, de los débiles y en general de los individuos que necesitan ayuda. Dentro de los grupos surgió la necesidad de cuidar del débil y existen pruebas de comportamientos compasivos entre nuestros ancestros con una antiguedad de 1,7 millones de años.

En los primeros homínidos los cuidados altruistas eran realizados por diferentes miembros del grupo, pero en el transcurso de la evolución, un singular miembro del clan asumió el rol de cuidador, de sanador: el chamán.

El chamanismo prehistórico constituye el primer ejemplo de cuidado médico y se caracterizaba por una buena relación entre el enfermo y el chamán. El enfermo confiaba en el chamán y en sus capacidades terapéuticas y acudía a él por cualquier problema psicológico, espiritual o físico. Por este motivo el chamán fue adquiriendo un estatus cada vez más alto en diferentes culturas.

Hay que subrayar que los procedimientos del chamán estaban basados en las creencias religiosas del grupo y en orígenes sobrenaturales de las enfermedades. Dentro de este paradigma obraba el chamán con sus rituales mágico-religiosos.

La transición desde el chamán a los médicos actuales es reciente y nace con la emergencia de la metodología científica moderna. Pero con esta metodología moderna parece que se nos ha olvidado algo: la importancia de la relación con el que necesita ayuda. No sólo se trata de aprender técnicas, si no de mejorar nuestras habilidades de interacción con el paciente.

En el siguiente post analizaremos los cuatro pasos en los que se divide la relación terapéutica.

Anuncios

Etiquetas:

Trackbacks / Pingbacks

  1. Las 4 etapas de la relación terapéutica | magmasalud - abril 7, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Fisiosofía

Un lugar para los amantes de la fisioterapia

Anjum Sultana

Physical therapy, exercise and health

The Sports Physio

Simple, practical, honest advice

Descartemos el revólver

[El blog de Juan Tallón]

Physiotherapyscience

Fisioterapia y dolor

Carlos López Cubas

OSTEON Alaquàs Centro de Fisioterapia

Pensamiento Crítico en Fisioterapia

Eduardo Fondevila - Fisioterapeuta, MSc

Soy Paciente de Samu

Blog donde encontrarás preguntas e inquietudes que me plantean mis pacientes sobre su dolor

Carlosesmifisio

Mi modesta y honesta aportación a la fisioterapia y a mis pacientes, por Carlos Junquera Pérez

Damas y Cabeleiras

Historias de un tiquitaquero blandurrio cuyo único dios es el pase horizontal

Fisioterapia y Fútbol

Fisioterapia Brain-On by Javier Trujillo

Descubre Veterinaria Natural

Medicina con sentido por Javier Rocha

Zac Cupples

Expert Opinion in Your Minds, Systematic Review in Your Hearts

fisioterapiavicentelozano

fisioterapia, miofascial, osteopatia y neurorehabilitación

edupain

Avances en neurociencia aplicados al tratamiento del dolor crónico.

Atelier Joyas

En torno a la joyería

A %d blogueros les gusta esto: